3 de septiembre de 2013

La escuela del futuro co-creada entre todos



Cada poco me llegan vídeos como este de Always Learning sobre la escuela del futuro. Son muy inspiradores, aunque a veces parece que solo vemos el uso sofisticado que plantean de los aparatos tecnológicos.

Por tanto, te pregunto; ¿Y si hacemos el ejercicio de olvidarnos de que en este vídeo usan tecnología, y miramos más allá? Lo que vemos son niños con deseos de jugar, de aprender, y de colaborar con otros compañeros en cosas hermosas. También unos profesores que aman lo que hacen y tratan de apoyar y motivar a los chicos. También a unas madres que comprueban la marcha del hijo con ayuda de los reportes del colegio. Seguro que no es un futuro idílico, pues habrá chavales con problemas de adaptación, malos días, profes desmotivados, padres alcohólicos, etc.

La tecnología aporta algunos ingredientes nuevos, pero debe permitir que el amor de los padres, el cariño entre hermanos, la amistad, lo emocional, los limites, o los ejemplos de los mayores, sigan potenciandose. La pedagogía tiene su espacio ahora y en el futuro. Hay cosas que no cambian, y otras se adaptan a nuevos entornos más ricos, complejos y de posibilidad. Por tanto, no solo miremos las TICs... también todo el contexto humano que lo acompaña.

En base a todo esto, creo sinceramente que la escuela del futuro la vamos a diseñar nosotros, con estas reflexiones que vamos haciendo por todas partes, incluyendo internet, y con la referencia de las buenas practicas pedagógicas. El futuro no viene dado, como por arte de magia, sino que todos tenemos responsabilidad, poder para tomar partido y capacidad para co-crearlo.

Como seres humanos que somos, iremos integrando todos los buenos recursos que conocemos, y con ayuda de modelos como la psicología o la pedagogía evolutiva. Por tanto, en el aula deberá haber un aprendizaje físico-motor, un aprendizaje emocional, un descubrir el mundo, un expresarse con la voz, el dibujo y la escritura, un crear en cuadernos y tablet, un descubrir significados, un compartir y empatizar, un abrir sueños y la voluntad, un resolver problemas complejos de la vida, etc. Y en todo esto, podrá haber tecnología y humanidad. Las dos cosas pueden simultanearlas, si como educadores optamos por integrarlas sabiamente.

Es posible esta integración, y como expertos en educación (cada uno en su ámbito) sé que cada uno haremos lo mejor que sabemos para que la escuela del futuro sea un "espacio" humano de crecimiento y de habilidades para el bien común de las personas y de la humanidad en su conjunto. Por eso, confió en que la escuela del futuro (que nosotros diseñamos ahora) nos prepare para responder colectivamente a los retos humanos, ecológicos, sociales, económicos, tecnológicos, etc. a los que nos enfrentamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...